El lobo y las siete cabritillas

Lobo Siete Cabritillas

Disfruta de este historia así cómo tú quieras

Adaptación del historia de los Hermanos Grimm 

 

Había el momento una chiva que tenía siete cabritillas. Todas ellas eran preciosas, blancas y de luceros grandes. Se pasaban el día brincando mediante todas partes y jugando unas junto con otras justo en el prado.

Cierto día de otoño, la madre chiva le dijo a sus hijitas que tenía que ausentarse un rato para ir al selva tropical justo en indagación de alimentos.

– ¡Chicas, acercaos! Escuchadme adecuadamente: voy a mediante alimentos para la {cena}. Mientras estoy fuera ciertamente no anhelar que salgáis de propiedad ninguno de los dos abráis la entrada a cualquier persona. Ya sabéis que hay un lobo de vocal ronca y patas negras que merodea regularmente mediante aquí mismo ¡Es realmente arriesgado!

 

– ¡Tranquila, mamita! – contestó la chiva mucho mas chiquitina justo en etiqueta de todas – Tendremos importantemente tratamiento.

La mamá se despidió y al rato, un individuo golpeó la entrada.

– ¿Quién es? – dijo una de las pequeñas.

– Abridme la entrada. Soy vuestra querida mamá.

– ¡No! – gritó otra – Tú ciertamente no eres nuestra madre. Ella tiene la vocal delicado y agradable y tu vocal es ronca y fea. Eres el lobo… ¡Vete de aquí mismo!

Efectivamente, período el malvado lobo que había explotado la falta de la madre para deleite de privar a las cabritas y comérselas. Enfadadísimo, se dio media excursión y decidió que tenía que crear más bien para que confiaran justo en él. Se le ocurrió la sugerencia de ir a una rancho cercana y golpe fuerte una lotes de huevos para aclararse la vocal. Cuando se los había tragado cada persona, comprobó que hablaba de moda importantemente mucho mas fina, así cómo una auténtica pasar por alto. Regresó a propiedad de las cabritas y volvió a llamada telefónica.

Leer:  ⊛ Características del nombre Víctor ¿Qué significado tiene? ⊛

– ¿Quién fuego?- escuchó el lobo al aún otra borde de la entrada.

– ¡Soy personal, hijas, vuestra mamá! Abridme que tengo muchas ganas de abrazaros.

Sí… Esa vocal melodiosa puede siendo en realidad de su propio madre, sin embargo la mucho mas desconfiada de las  hermanas quiso cerciorarse.

– No estamos seguras de que sea específico. Mete la patita mediante la rendija de abajo de la entrada.

El lobo, que período relativamente ingenuo, metió la pata mediante el hueco uno de la entrada y el suciedad,  y al minuto oyó los gritos entrecortados de las cabritillas.

– ¡Eres el lobo! Nuestra madre tiene las patitas blancas y la tuya es oscura y importantemente mucho mas gorda ¡Mentiroso, vete de aquí mismo!

¡Otra vez le habían pillado! La manía le enfurecía,  sin embargo ciertamente no estaba entusiasta a fracasar. Se fue a un fábrica que había al aún otra borde del riachuelo y metió las patas justo en harina {hasta} que quedaron completamente rebozadas y del sombra de la nevada.  Regresó y llamó mediante tercera vez.

– ¿Quién es?

– Soy madre. Dejadme transcurrido, chiquitinas mías – dijo el lobo junto con vocal cantarina, pues aún conservaba el matiz fino dar gracias a al resultado de las yemas de los huevos.

– ¡Enséñanos la patita mediante abajo de la entrada! – contestaron las asustadas cabritillas.

El lobo, sonriendo maliciosamente, metió la patita mediante la rendija y…

– ¡Oh, sí! Voz delicado y patita blanca así cómo la lácteos ¡Esta tiene que siendo en realidad nuestra madre! – dijo una cabrita a las demás.

Leer:  ¿Qué era y para qué se utilizaba?

Todas comenzaron a derivación de deleite porque mediante fin su propio madre había regresado. Confiadas, giraron la llavín y el lobo entró dando un sólido empujón a la entrada. Las pobres cabritas intentaron esconderse, sin embargo el lobo se las fue consumidor a todas  muchos menos a la mucho mas juvenil, que se camufló justo en la caja de cartón del gran reloj de tiempo del comiendo.

Cuando llegó madre chiva el lobo actualmente se había largado. Encontró la entrada abierta y los mobiliario de la propiedad tirados mediante el suciedad ¡El realmente perverso se había comido a sus cabritas! Con el corazón dañado comenzó a {llorar} y de la caja de cartón del reloj de tiempo salió realmente asustada la cabrita pequeña, que corrió a refugiarse justo en su propio parte superior del cuerpo. Le contó lo que había sucedido y cómo el malvado lobo las había engañado. Entre lágrimas de amargura, su propio mamá se levantó, cogió un mazo sustancial que guardaba justo en la zona de cocción, y se dispuso a reclamar a sus hijas.

– ¡Vamos, chiquitina! ¡Esto ciertamente no se va a decidir por lo tanto! Salgamos justo en indagación de tus hermanas, que ese bribón ciertamente no mayo correr realmente mucho – exclamó junto con rotundidad.

Madre e niño salieron a descubrir al lobo. Le encontraron fuertemente dormido justo en un área de maíz. Su panza parecía un sustancial balón a factor de manipular. La mamá, junto con toda la resistencia que pudo, le dio junto con el mazo justo en la trasero y el criatura pegó un vasija tan enorme que empezó a desembuchar a las 6 cabritas, que mediante fortuna, estaban sanas y salvas. Aullando, salió despavorido y desapareció justo en la noche del selva tropical.

Leer:  ▷ Las palabras homófonas 【Ejemplos y definiciones】

 -¡No vuelvas a acercarte a nuestra propiedad! ¿Me has oreja? ¡No vuelvas mediante aquí mismo! – le gritó la madre chiva.

Las cabritas se abrazaron unas a otras junto con entusiasmo.  El lobo de ningún modo volvió a amenazarlas y ellas comprendieron que regularmente tenían que obedecer a su propio madre y de ningún modo fiarse de desconocidos.

 

Estos cuentos Adicionalmente te pueden probar:

Estás viendo: El lobo y las siete cabritillas

Pagina primaria: https://mundonikosia.com/

Categoría: recopilación de niños

Leave a Reply